Historia de las Blythe Dolls

Blythe fue creada a principios de los años setenta por la diseñadora Allison Katzman en Marvin Glass and Associates y fue comprada y producida en los Estados Unidos en 1972 por la desaparecida compañía de juguetes Kenner. Las muñecas Blythe sólo se vendieron durante un año. Ya en su primera versión, las Blythe eran muñecas grandes ojos y personalizable. La principal característica de las blythe eran sus enormes ojos, que tenían la posibilidad de cerrarse a voluntad que podían cambiar de color gracias a una cuerda tirador situada en la parte posterior de la cabeza. Precisamente esos ojos y cabezas grandes les parecieron demasiado aterradoras para los niños y dejaron de producirse. Quien les iba a decir que, con el tiempo, los muñecos Blythe originales de “Kenner” adquirirían caracter de producto de coleccionistas y eventualmente, de fotógrafos.

Anuncio de Kenner Blythe 1972

A mediados de 1991, Hasbro compró Tonka, que adquirió Kenner Parker Toys, Inc. en 1987. Desde entonces, todas las propiedades intelectuales son propiedad de Hasbro.

Muñeca Blythe wn Wikimedia
Blythe Doll, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

En 1997, una amiga le regaló a la productora de televisión y vídeo de Nueva York, Gina Garan, un Kenner Blythe de 1972 y comenzó a utilizarlo para practicar sus habilidades fotográficas. Comenzó a llevar su Blythe a todas partes con ella y tomó cientos de fotos. En 2000, Gina publicó su primer libro de fotografía de Blythe con Chronicle Books, This is Blythe.

Gina también presentó la muñeca a su entonces agente en Japón, Junko Wong. Su primer proyecto juntos fue un comercial navideño de animación stop-motion para la cadena de grandes almacenes japonesa Parco. El anuncio y la campaña fueron un éxito, y así nació Blythe como una nueva marca del siglo 21.

En 2001, Hasbro (el actual propietario de la marca y la licencia) dio a Takara de Japón y a CWC una licencia para producir la nueva edición de Blythe (Neo Blythe) y el resultado fue un resurgir milagroso de la muñeca, especialmente en Asia.

En 2003 Blythe fue el tema de un segmento del especial de VH1, I Love the ’70, donde se decía que se parecía a “Barbie con elefantiasis” o a “Christina Ricci” entre otras cosas. El éxito en Japón llevó a Hasbro a emitir una licencia a las Galerías Ashton-Drake en 2004 para vender réplicas de muñecas Blythe en los Estados Unidos, donde la muñeca se convirtió en un producto de nicho en un mercado marginal, vendiéndose en gran parte a adultos. En 2010, Hasbro comenzó a lanzar su versión de Blythe como parte de la línea de juguetes Littlest Pet Shop.


Qué habría sido de las Blythe sin la fotógrafa Gina Garan? Posíblemente nadie habría oído hablar nunca de estas preciosas muñecas de grandes ojos y cabezas desproporcionadas.

Gina sigue trabajando con fotógrafa y podéis ver lo que está haciendo en su Twitter @ginagaran


La popularidad de las muñecas Blythe da cuenta el hecho de que todos los años se celebra en Tokio el Desfile de Moda Anual de Blythe, en el que los principales diseñadores de todo el mundo crean versiones diminutas de sus trajes para que Blythe los lleve en la pasarela con modelos que usan guantes blancos. Como modelo virtual, Blythe ha encontrado fans entre las principales casas de diseño, incluyendo John Galliano, Prada, Gucci, Vivienne Westwood, Issey Miyake, Versace, Sonia Rykiel, y muchos otros. Gina documentó algunos de estos diseños en entregas mensuales a toda página en Vogue Nippon en 2002. Blythe también ha aparecido en importantes campañas publicitarias para Sony Europa, los grandes almacenes Nordstrom y como maniquíes de tamaño real de dos metros de altura en los escaparates de Bloomingdales. Más recientemente, Blythe fue la musa de la campaña de Alexander McQueen para el minorista estadounidense Target, y el anuncio de televisión, los anuncios impresos y las vallas publicitarias omnipresentes se hicieron bajo la consulta de la Gina Garan.

Desde el primer libro, Gina Garan ha publicado diversos libros relacionados con Blythe y su mundo.